LOS ILLUMINATI DE BAVIERA




LOS ILLUMINATI DE BAVIERA

LA ORDEN SECRETA QUE RIGE HOY EN DÍA EL PLANETA

Los Illuminati : El MochueloLa orden de los Iluminados de Baviera fue, en su inicio, por no decir simplemente en apariencia, un movimiento de librepensadores, de la rama más radical de la Ilustración, fundado el 1 de mayo de 1776 en Ingolstadt por Adam Weishaupt. Al utilizar la ideología liberal de la francmasonería como cebo, para aquellos que no tenían el conocimiento de sus verdaderos propósitos, los “Illuninati” pudieron contar con la presencia en sus filas de muchos intelectuales influyentes y algunos políticos progresistas atraídos por nuevas ideas de cambio inspiradas por grandes pensadores de la época como Jean Jacques Rousseau quien predicaba el igualitarismo y un racionalismo hostil a la religión.

Al no creer en un ser supremo, el movimiento se ganó también la simpatía popular de muchos ateos y si añadimos el hecho de que la mayoría de los miembros eran humanistas, esto explicaría la razón de la creencia generalizada que se expandió en aquel entonces, señalando que los Illuminati querían “únicamente” derrocar a la religión organizada. A los neófitos adeptos de la doctrina se les explicaba que la luz que buscaban, no era la de la espiritualidad o la de la iniciación pura, sino la de la razón, la de la Ilustración que marcaba el siglo XVIII. Por estas razones, los Illuminati pasaron por ser más un grupo subversivo que una orden Iniciática tradicional.

El plan de Weishaupt para tomar el poder era ingeniosamente simple. Los moldeadores de la opinión pública (sacerdotes, escritores, profesores, políticos…) serían trasformados en herramientas obedientes, después de lo cual ellos, en palabras de Weishaupt, “rodearían a los príncipes”. Como “consejeros”, estos miembros infiltrados influirían en las decisiones políticas en favor de los objetivos del Illuminati.  

Aunque hubo algunos masones conocidos entre sus miembros, la orden nunca recibió la aprobación de la Masonería. En sus testimonios de abril de 1785, los Profesores Cosandey y Renner de Munich declararon:

“Todos los Illuminati son francmasones pero al contrario no todos los francmasones son Illuminati”

Los teóricos de la conspiración, como David Icke y Wes Penre, han argumentado que los Illuminati de Baviera han sobrevivido, posiblemente, hasta el día de hoy, aunque la evidencia confiable sea muy escasa y no se pueda apoyar la idea que el grupo de Weishaupt sobrevivió en el siglo XIX. También se ha llegado a decir que el club Skull and Bones es una rama americana de los Illuminati.

LOS ORÍGENES

Adam Weishaupt, fundador de la orden, nació en Ingolstadt el 6 de Febrero de 1748 en una familia acomodada oriunda de Westfalia. Después de haber estudiado en una escuela jesuita, se matriculó en la Facultad de Derecho de Ingostadt, donde en poco tiempo llegó a ser decano.

Entusiasmado por las ideas de la Ilustración, el profesor de derecho eclesiástico y filosofía Adam Weishaupt empezó a coquetear con algunas sociedades secretas, de las que quedó desencantado y muy pronto fundaría los Iluminados de Baviera para oponerse al caos y conseguir el perfeccionamiento moral del ser humano según una serie de premisas que permitirían luchar por un mundo sin injusticias donde se podría eliminar todo tipo de prejuicios, impedir la influencia religiosa sobre la vida pública, contrarrestar los abusos de poder del Estado y apoyar la educación de la mujer y la igualdad entre los sexos. Estos principios de “humanidad y sociabilidad” sólo se podrían alcanzar propagando una nueva forma de pensar universalista que tendría que interferir en el campo político, acabando con las tradiciones monárquicas y poder así fomentar democracias liberales parlamentarias.

Para lograrlo, los miembros debían unificarse en las escuelas secretas de sabiduría, de inspiración masónica, que propagaban los ideales de libertad e igualdad a través de la “iluminación”. Un saber que permitiría llegar a un estado de madurez en el que los hombres dejarían de ser tutelados por la Iglesia y el Estado.

Según Weishaupt el medio para alcanzar la libertad era principalmente la educación, pero no sólo la aportación externa de conocimientos, sino en primera línea la formación del corazón, la moralidad, que debería capacitar a los individuos para autodominarse, y por lo tanto serían superfluas otras formas de dominio como el despotismo de los príncipes absolutistas, pero también el despotismo espiritual ejercido por la Iglesia católica. Los modales de las viejas costumbres serían también condición y camino para una sociedad libre e igualitaria sin príncipes ni iglesia. Este saber, este conocimiento, adquirido grado tras grado, era la meta que todos tenían que alcanzar. En realidad, sólo a una minoría se le permitía alcanzar los misteriosos grados más altos. Sólo esos pocos conocían las verdaderas intenciones de la orden.

Los Illuminati

ORGANIZACIÓN DE LA ORDEN

Los primeros miembros en ser reclutados por la orden, cuyo símbolo sería el Mochuelo de Minerva, pertenecían al entorno de Adam Weishaup. Estos estudiantes y amigos, tenían que tener una inteligencia que los hiciesen sobresalir por encima de los demás y mostrar una clara ideología revolucionaria. A diferencia de otras sociedades, los Iluminados tenían un programa político explícito, mientras que entre los francmasones por ejemplo son indeseables las disputas religiosas, confesionales o políticas. También se reconocen los masones por su afiliación, y no son, a diferencia de los iluminados, estrictamente secretos. Aunque los Iluminados adoptaron aspectos masónicos como la logia y la jerarquía, también es cierto que ni pertenecían a la misma orden ni cooperaban en organizaciones francmasónicas nacionales, como la gran logia o el gran oriente.

Los grados formaban una jerarquía estructurada de tres series sucesivas y para mantener el secretismo, cada grado tenía su propio ritual iniciático y los secretos correspondientes que se tenían que revelar a los iniciados. Debido al breve tiempo de supervivencia de la orden, los reglamentos y ritos no llegaron a redactarse. A no ser que se haya querido ocultar las reglas de manera voluntaria a los profanos.

  • El Almáciga o Semillero que introducía los novatos en la esencia misma de la logia y de la sociedad secreta, compuesta de un pregrado que corresponde a la toma de contacto seguido por los grados “Novicio”, “Minerval” e “Illuminatus minor”.
  • El llamado grupo “Masónico” tomado de la masonería contenía el grado de “Aprendiz”, “Compañero”, “Maestro”, “Illuminatus major” e “Illuminatus dirigens”.
  • Coronaba la orden la “clase Mistérica”, compuesta por los grados “Sacerdote”(Sacerdote de los pequeños misterios), “Regent”(Regente de los pequeños misterios), “Magus”(Mago de los grandes Misterios) y “Rex” (Rey de los grandes misterios).

El 22 de junio de 1784, las autoridades políticas y religiosas de Baviera, dieron orden de perseguir a los miembros de la masonería y los Illuminati. Weishaupt murió el 18 de noviembre 1830, después de acercarse a la fe católica.

IMPLICACIONES ILLUMINATI 

Los illuminati estuvieron implicados en la Revolución Francesa y también en un supuesto complot para acabar con la dinastía de los Habsburgo. El conde de Mirabeau introdujo la Orden en Francia y se cree que varios revolucionarios fueron miembros de los Illuminati. También se dice que de la Orden llegó a participar en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

Estas relaciones son difíciles de demostrar y forman parte hoy en día, de la teoría de la conspiración. Aunque no hayan influenciado directamente en la Revolución Francesa de 1789 o en la creación de los Estados Unidos, lo que sí es cierto, es que influenciaron en el pensamiento masónico del siglo XIX, y por lo tanto, en el pensamiento liberal en general.

LA INFLUENCIA MASÓNICO-ILLUMINATI EN ESTADOS UNIDOS

El 4 de julio de 1776, los delegados de los trece Estados de Nueva Inglaterra proclamaban la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. De los trece firmantes del Acta de Independencia, nueve eran francmasones, a saber: (Ellery, Franklin, Hancock, Hewes, Hooper, Paine, Stockton, Walton y Whipple).

La influencia de la francmasonería se haría patente desde el principio en todos los ámbitos del naciente estado norteamericano, modelando sus componentes ideológicos y políticos e inspirando buena parte de su simbología. Inmediatamente después de proclamar la Declaración de Independencia, el Congreso reunido en Filadelfia adoptó una resolución encargando a John Adams, Benjamín Franklin y Thomas Jefferson, la confección del sello oficial del nuevo Estado. 

Los Illuminati : SelloEl diseño definitivo aprobado fue el sello propuesto por el secretario del Congreso, Charles Thomson, maestre de una logia masónica de Filadelfia dirigida por Benjamín Franklin, en el cual se puede ver, en su parte central la figura de una pirámide truncada de trece escalones, el último de los cuales contiene una fecha escrita en caracteres romanos: MDCCLXXVI, (1776). Coronando la cima de la pirámide aparece un triángulo radiante con un ojo en su interior. El Ojo de la Providencia presentado comúnmente como un símbolo de Dios y destino pero que oculta mucho más…

La simbología Illuminati no termina ahí ya que el Gran Sello incluye también dos leyendas (introducidas en 1935), una en su parte superior, circundando el triángulo, “Annuit Coeptis” que podría traducirse por ” Lo que favorece nuestas atrevidas empresas” , y otra en su parte inferior, que circunda la base de la pirámide y dice “Novus Ordo Seclorum” o “Nuevo orden de los siglos” que nos recuerda de manera extraña al Nuevo Orden Mundial.

¤ Avalon Esoterismo – Fuente / Varias ¤

Home