ELEMENTALES : GUARDIANES & PROTECTORES




LOS ELEMENTALES o ESPÍRITUS DE LA NATURALEZA

GUARDIANES & PROTECTORES DE TODAS LAS ESPECIES 

Elementales : Guardianes & ProtectoresEl universo está repleto de numerosas formas de vida, que pertenecen a mundos paralelos y todas han tenido, y siguen teniendo, un papel importante para nuestro desarrollo como seres humanos rodeados de la madre naturaleza. Algunas formas de vida nos han precedido y otras siguen acompañándonos en el camino de la evolución.

Cercanos al ser humano, los espíritus de la naturaleza, descritos por las tradiciones como seres inmateriales, hechos de energía pura, forman cuatro grupos distintos conectados con los cuatro elementos que rigen el planeta: el agua, la tierra, el aire y el fuego. Según la mitología, estas figuras mágicas que viven en el éter y que son anteriores a la aparición del hombre, ayudaron a los espíritus superiores, supervisando nuestro crecimiento.

La vida fue surgiendo en la Tierra siguiendo un orden establecido por el creador y los espíritus de la naturaleza o elementales colaboraron con los arquitectos celestiales, armonizando las condiciones básicas a la aparición de la vida. Con el tiempo, estos seres, incansables trabajadores, ayudaron sosteniendo una continuidad y erigiéndose como guardianes y protectores de todas las especies, en todos los reinos naturales.

Hoy en día el hombre ha perdido toda relación con el mundo mágico y para muchos, estos espíritus de la naturaleza son parte de los cuentos de hadas y leyendas.  Sin embargo, se habla de estos seres desde tiempos inmemoriales y siempre se les ha considerado como entidades bien reales a pesar de que pasen inadvertidas la mayor parte del tiempo. Se clasifican en cuatro clases: los Silfos que pueblan el aire, los Gnomos que moran en las profundidades de la tierra, las Salamandras que se hallan en el fuego y las Ondinas que viven en el agua.

Estos seres, con esos nombres u otros, están presentes en la mayoría de las civilizaciones, y esto se puede comprobar a través de sus creencias, cultos… Y no estamos hablando de ángeles, arcángeles o seres superiores sino de toda una serie impresionante de entidades extrañas, con distintos niveles evolutivos.

En Egipto, estos “genios” eran venerados y se les atribuía, entre otras cosas, todo tipo de fenómenos atmosféricos. Tenemos constancia de la presencia de estos seres en Tíbet, en China y en la mayoría de los países del sudeste asiático. También se habla de ellos en distintas leyendas de los indios nativos americanos y en muchos relatos de poblaciones de las islas polinesias. En Europa, estos seres se vieron en muchísimos lugares pero más particularmente en los países que componen el norte del continente.

Para los musulmanes, los famosos “Djinns” eran considerados, al igual que los hombres, las “criaturas más preciosas que puedan existir sobre tierra”. Son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas dejándose ver y tienen la capacidad de influir espiritual y mentalmente en el ser humano aunque no necesariamente utilizan estos poderes. Guardianes de la naturaleza, se considera que fueron los primeros habitantes de la tierra. En las tradiciones antiguas los Djinns eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que eran seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características mitológicas cercanas a la de los elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.

Para los budistas e hinduistas, presentes en sus panteones, tenemos a los llamados “Gandharva”, músicos celestes, genios del aire. Están conectados con los árboles y las flores, y se les describe como habitantes de la esencia de la corteza, la savia, y las flores. Son considerados como mensajeros entre Dioses y humanos. También tenemos a las Apsarás, ninfas acuáticas que viven en el reino de las aguas y que serían la versión femenina de los Gandharvas. 

Esa creencia en los espíritus de la naturaleza sigue ahí, a pesar de los cambios de conciencia que occurienron a lo largo de la humanidad, y siempre se les ve de la misma manera. Algunos juguetones, traviesos, otros son descritos como seres poco sociables con los hombres y algunas veces hasta hostiles. Tienen formas distintas, son grandes o pequeños, actúan a la velocidad de la luz y son capaces de grandes prodigios.  Eso sí, todos son vistos como arduos trabajadores poniendo un empeño increíble cuanto se trata de proteger a la naturaleza. Estos elementales, respetados y ciertas veces temidos por la mayoría de nuestros antepasados, son los verdaderos guardianes del planeta y son el vínculo espiritual entre la madre tierra y lo divino.

Elementales : Guardianes & Protectores

LOS DISTINTOS MUNDOS QUE COMPONEN NUESTRO UNIVERSO

Para una mejor ubicación y entender el mundo que alberga a estos espíritus de la naturaleza, es necesario hacer un repaso (sencillo) de las distintas regiones etéricas.

El universo en el que vivimos está compuesto por 7 estados diferentes de materia llamados “mundos” siendo el mundo físico el más denso de esos 7 mundos.

Algunos mundos pueden estar divididos en “regiones” y es el caso de nuestro mundo físico compuesto por sólidos, líquidos, gases y por cuatro partes etéricas, de distintas densidades y que serían: el éter químico, el éter de vida, el éter luminoso y el éter reflector, siendo esta vez el éter químico el más denso de los cuatro. El éter reflector es la sustancia de la más elevada región del Mundo Físico y allí se pueden encontrar las imágenes o recuerdos de todo lo que ha sido en El Mundo Físico.

Los espíritus de la naturaleza tendrían su propia evolución supervisada por entidades viviendo en un plano superior, más inteligentes y con un grado evolutivo más desarrollado.

LOS ELEMENTALES DE LA TIERRA

  • GNOMOS

Punto cardinal: Norte – Región etérica: Éter Químico – Regido por el rey Gob

El gran alquimista Paracelso dice de los Gnomos que son los guardianes de todos los tesoros, metales nobles y piedras preciosas que se puedan hallar bajo tierra. Los guardianes de unos tesoros que nadie podría desterrar antes de que se cumpla el tiempo. Todo está controlado por el pueblo de los Gnomos.

¤ SU MUNDO ETÉRICO

Sus cuerpos, al igual que el cuerpo de las hadas, están compuestos por las partículas más sutiles del éter químico y solo se dejan ver cuando están parados. Sus movimientos rápidos y constantes los hace invisibles.

¤ APARIENCIA FÍSICA

Son probablemente los espíritus más antiguos y con apariencias extrañas. Con una estatura que varía entre los 30 y 45 cm, estos seres tienen un aspecto poco agraciado y un color de piel de un gris verdoso. Se suele decir que los más horrorosos viven en lugares aun más profundos y tienen aspecto de lagartos.

¤ CUALIDADES & DEFECTOS

Son inteligentes, astutos, trabajadores… Algunos pueden llegar a ser hostiles al ser humano pero la mayoría son tímidos y se les puede adiestrar como lo haríamos con una mascota. Son seres mortales, pero pueden vivir unos centenares de años, y suelen comunicar, como todos los espíritus de la naturaleza, gracias a un lenguaje telepático universal.

LOS ELEMENTALES DEL AGUA

  • LAS ONDINAS

Punto cardinal: Oeste – Región etérica: Éter de Vida – Regido por el rey Niksa

En el “Gran Grimorio del Papa Honorio” (siglo XVIII), se hace mención de las Ondinas como seres elementales protectores del agua y según Paracelso, estas criaturas son los guardianes de todos los tesoros escondidos en los océanos, mares y ríos. Estas Ninfas acuáticas, de espectacular belleza, habitan en los lagos, ríos, estanques o fuentes… Viven bajo el agua aunque suelen actuar en la superficie. Están presentes en las simples gotas de agua y contribuyen con las lluvias a dar vida a la Tierra y con el rocío a dar vida a la Naturaleza… También se les suele relacionar con la fertilidad, la seducción, el erotismo y la pasión.  

¤ SU MUNDO ETÉRICO

Las Ondinas viven en el éter de vida, un espacio etérico menos denso que el éter químico, donde viven los Espíritus de la Tierra. Por estas razones, las Ninfas acuáticas se ven menos que los Gnomos.

¤ APARIENCIA FÍSICA

Existen varios tipos de Ondinas y el aspecto difiere según los lugares donde se den a ver: agua dulce, agua salada, viviendo en las profundidades o en superficie… Pueden tener una estatura que varía entre los 20 cm y los 2 m. La mayoría de la veces estos seres toman la apariencia de mujeres jóvenes de extraordinaria belleza, con grandes ojos azules y con una larga cabellera también azulada. Se les puede ver con hermosos vestidos, pero sus cuerpos carecen muchas veces de brazos, (no tienen extremidades articuladas) y de piernas (se suelen ver con una cola de pez).

¤ CUALIDADES & DEFECTOS

Su extraordinario encanto fascina y atrae a los hombres que caen fácilmente en sus trampas. Se les considera poco simpáticas y frías, muchas veces hostiles al ser humano. Son menos inteligentes que algunos otros elementales, pero sí, grandes observadoras y se fijan en los hombres y aprenden de ellos y de las situaciones para engañarlos. Se suele decir que son celosas pero entre ellas son divertidas y alegres. Les encanta el juego y la música. Pueden vivir hasta mil años.

LOS ELEMENTALES DEL AIRE

  • LOS SILFOS

Punto cardinal: Este – Región etérica: Éter Luminoso – Regido por el rey Paralda

Se suele decir que los Silfos son los guardianes de las riquezas no materiales del Mundo y que las entregarán al ser humano cuando este sea digno de recibirlas. Se les considera también como los mensajeros del amor cósmico que expanden por todo el universo. Los que han conseguido un alto nivel evolutivo pueden estar en contacto con los seres humanos y se les atribuye el papel de Ángeles de la guarda. Ayudan a los que sufren y se les ha visto salvar de la muerte a algunas personas. Suelen aparecer en los hospitales cuando se anuncian muertes y se suele decir también que son los encargados de recibir con alegría y mucho amor a los niños que fallecen. 

¤ SU MUNDO ETÉRICO

Los Silfos viven en el éter luminoso que forma parte, con el éter reflector, de una región vinculada a la naturaleza espiritual del hombre. Se tiene poca más información sobre estas criaturas ya que el grado evolutivo de la gran mayoría de los seres humanos no alcanza ese nivel de entendimiento. 

¤ APARIENCIA FÍSICA

Estos espíritus del aire tienen formas poco definidas, si comparamos con los Gnomos y las Ondinas, y se dice que sus cuerpos están formados con sustancias sutiles del éter luminoso. Algunos hablan de criaturas con un aspecto varonil poderoso, de gran belleza y con un porte majestuoso, pero las descripciones difieren según los lugares y el nivel evolutivo.

Existe un tipo básico de Silfos como los que viven en las nubes, con aspecto enorme o, los que viven en las tempestades y se aparentan un poco más al ser humano aunque sean de pequeña estatura… También los hay con aspecto de Dragón…

El segundo tipo de Silfos, compuesto por seres más evolucionados en la jerarquía de los espíritus de la naturaleza, tienen apariencia humana y muchos tienen cara de niño. Mientras las Ondinas son en mayoría criaturas femeninas, los Silfos son esencialmente seres masculinos.

¤ CUALIDADES & DEFECTOS

Son dóciles, inteligentes, sabios con poderes algunas veces extraordinarios. Por naturaleza son sensitivos y con energías altamente poderosas. Los que han conseguido un grado de conciencia superior están libres de todo amarre, tanto material como cósmico, y viven ahora en un mundo donde todo es sonido y vibraciones. Ambicionan ser ángeles…  

LOS ELEMENTALES DEL FUEGO

  • LAS SALAMANDRAS

Punto cardinal: Sur – Región etérica: Éter Reflector – Regido por el rey Djin

Las primeras alusiones conocidas acerca de este animal se atribuyen a Aristóteles, quien asociaba la salamandra con el fuego, y aseguraba que lo apagaba al pasar sobre él. Hablando del elemento fuego, el ocultista y gran maestro esotérico Max Heindel solía decir:

“Es bueno recordar que el fuego, invisible, duerme en cada cosa. No lo vemos ni en las plantas ni en los animales ni en las piedras, pero en cualquier momento, una reacción química puede hacer que surja y nos revele su manto de llamas”.

¤ SU MUNDO ETÉRICO

La Salamandra vive en el éter reflector y su cuerpo está constituido por las partes más sutiles de ese éter.

¤ APARIENCIA FÍSICA

Es probablemente el elemento más sutil y más misterioso de los cuatro. Las Salamandras no tienen apariencia humana y según se suele decir pueden aparecer bajo distintas formas: como serpientes, retorciéndose en las llamas, como rayos durante las tormentas eléctricas o, bajo formas luminosas de distintos tamaños.

Para Paracelso, las Salamandras, elementos de una gran pureza, se podían ver en los pantanos, en los campos y en los prados con formas luminosas algo misteriosas y manteniéndose siempre alejadas del ser humano*. Las más pequeñas recordarían la llama de una vela y las más grandes serían impresionantes. Viven sobre y dentro de la Tierra, circulando por todo el planeta.

*Ver: Elementales & Crop Circles (Vídeo HD)

¤ CUALIDADES & DEFECTOS

Se sabe muy poco de las Salamandras, pero se suele decir que predicen el futuro y pueden llegar a ser elementos muy vengativos.

¤ Avalon Esoterismo – Fuente / Avalon Esoterismo ¤

Home