CRISTALOMANCIA




EL ARTE DE LEER LA BOLA DE CRISTAL

La CristalomanciaDentro de la “Cristalomancia”, el método adivinatorio por excelencia es la “Bola de Cristal”, popularizado y conocido por todos los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias”. Este método se denomina también “Arte berílico”, o “Arte del Berilo”, porque el material del que está compuesta la esfera de cristal suele ser de berilo, aunque también se utilizan esferas de cristal de cuarzo. La adivinación mediante la “Bola de Cristal” requiere unos prolegómenos y una preparación ritual encomiables.

 En primer lugar, conviene señalar que no todo el mundo tiene la capacidad suficiente para ver, o interpretar, las representaciones y figuras claves -que llevarían a la predicción y a la precognición del futuro- contenidas en la “Bola de Cristal”. Por lo demás, antes de iniciar una sesión de interpretación adivinatoria, mediante la visión de las imágenes de la “Bola de Cristal”, es necesario describir la serie de recomendaciones que los estudiosos de las “Ciencias Adivinatorias” preconizan a la hora de catalogar predicciones y precogniciones entresacadas de la “Bola de Cristal”.

De esa manera, se advierte de nuevo que el material de que está hecha la esfera de cristal debe ser berilo o cuarzo, preferentemente. No obstante, también puede utilizarse cualquier otra clase de vidrio, especialmente cuando se es novato, primerizo o aficionado a leer el porvenir mediante los métodos que preconiza la “Cristalomancia”.

De todos modos, la esfera de cristal debe aparecer, tanto interior como exteriormente, limpia y brillante; no debe tener defecto alguno, ni rugosidades ni raspaduras, ni burbujas de aire, pues todo ello podría distraer la atención del adivino. La esfera de cristal es un objeto de uso exclusivo y personal, por lo que nadie -excepto el propio adivino- deberá tocarla. Antes de iniciar una sesión adivinatoria, debe limpiarse siempre la esfera de cristal, para asegurar su transparencia. Se recomienda lavarla con una mezcla de agua y vinagre.

Para hacerla brillar, se secará y pulirá con un paño de terciopelo que servirá, al mismo tiempo, para envolverla y guardarla, después de haber sido utilizada. Así mismo, la esfera de cristal deberá depositarse en lugares alejados del calor o del frío; se cuidará, especialmente, de que no le llegue ni a rozar la luz solar, pues resulta perjudicial.

Sin embargo, puede exponerse a la luz de la Luna, puesto que sus reflejos son beneficiosos, y contribuyen a que las propiedades de la “Bola de Cristal” se manifiesten con mayor nitidez.

La CristalomanciaPara leer los mensajes de la “Bola de Cristal”, el adivino tiene que colocarla en una mesa, o sobre cualquier otro soporte; además, debe retirarse a una habitación en penumbra, adonde le acompañarán únicamente dos personas, que serán los consultantes que esperan las respuestas del adivino. En todo caso, los consultantes, tienen que sentarse a cierta distancia del adivino y su bola, y, en todo momento, permanecerán en silencio.

El ambiente debe contribuir -y favorecer- al recogimiento, a la reflexión y a la concentración del adivino; por esto mismo, no está de más colocar cortinas en las ventanas para tamizar la luz y vestir la mesa con un mantel de color oscuro o negro. El fondo negro hace más visibles las imágenes que vayan apareciendo en la esfera de cristal.

Algunos adivinos colocan su bola de cristal sobre una mesa que tiene trazado en su tablero el círculo místico, dibujados los talismanes emblemáticos y grabados los nombres más significativos del arte de la “Onomántica”. El adivino, que deberá elegir para sus sesiones una habitación orientada al norte, irá confeccionando sus predicciones y precogniciones a partir de las formas que vaya viendo aparecer en la esfera de cristal, la cual irá adquiriendo tonalidades claras y oscuras durante el transcurso la sesión, hasta permanecer totalmente negra por unos instantes. En ocasiones, el adivino puede captar representaciones en movimiento e irá explicándolas en voz alta a medida que vayan sucediéndose.

Es muy frecuente que las personas poco familiarizadas con la “Bola de Cristal” no vean nada en las primeras sesiones, aunque no por ello deberán desanimarse, puesto que con el tiempo, la perseverancia y la práctica continua alcanzarán la receptividad suficiente para leer su propio destino en la “Bola de Cristal”. Con todo, los símbolos, representaciones, imágenes y escenas más comunes que pueden aparecer en la “Bola de Cristal”, así como su significación e interpretación emblemáticas, son las siguientes:

ESCENAS EN LA “BOLA DE CRISTAL”

Cuando las escenas o secuencias aparecen en el interior de la esfera, el adivino interpreta que ya pasaron, o cesarán por completo muy pronto, aquellos acontecimientos que preocuparon tanto al consultante. Cuando las escenas aparecen en la superficie de la esfera, y están situadas en la parte izquierda del adivino, representan realidades y hechos que van a suceder muy pronto en la vida del consultante. Mas, si las escenas aparecen en el lado derecho del adivino, entonces hacen alusión al mundo de las ideas, de la fantasía y de la imaginación. En último caso, si las escenas aparecen en la parte delantera de la superficie de la esfera, son un claro indicio de que el consultante está preocupado por su presente y atemorizado ante el futuro.

NUBES EN LA “BOLA DE CRISTAL”

La CristalomanciaSi las nubes son blancas, auguran buena suerte. Si son oscuras, el adivino las interpreta como señales nefastas, mensajeras de la mala fortuna. Sin son nubes de diversos colores, indican alegría o tristeza; seguridad o peligro; conflictos o paz; timidez o atrevimiento; miedo o valentía; preocupación o tranquilidad…

Cuando en la “Bola de Cristal” el adivino ve nubes que ascienden, descienden o se mueven interpreta tales hechos de diversas formas: Si las nubes ascienden, el adivino explica que son anunciadoras de buenas nuevas para el consultante quien, en lo sucesivo, verá reconocidas sus cualidades de líder, sobre todo en el plano social y público.

Si las nubes descienden, entonces indican lo contrario, y el adivino augurará un porvenir para el consultante lleno de incomprensiones y deslealtades. Si las nubes se mueven hacia el lado de poniente, es señal de que los espíritus invocados han acudido a la llamada del consultante. Si las nubes van hacia oriente, revelan que los espíritus invocados ya no se hallan presentes.

SÍMBOLOS EN LA “BOLA DE CRISTAL”

Si el adivino ve representaciones que se asemejan a un corazón traspasado por una flecha, predecirá conflictos afectivos. Si ve la imagen de una corona, augurará tiempos gloriosos para el consultante. Si ve una lanza o una espada, presagiará momentos de violencia.

¤ Miguel Antonio Ojeda – Fuente / cppcaba.blogspot.com ¤

Home